jueves, 20 de marzo de 2014

Monasteruelo



Monasteruelo es un bello paraje drenado por el arroyo del mismo nombre y delimitado, por todos los puntos cardinales menos por el sur, por las parameras de Los Tremellos, Ruyales y Huérmeces.


El desaparecido pueblo, originario seguramente de los primeros años de la repoblación (finales del siglo IX o principios del X) se ubicaba en la ladera oeste del valle, al lado del manantial allí existente, a unos 940 m de altitud, protegido por las laderas de los páramos circundantes (1000-1020 m). Buenos pastos, monte y abundancia de aguas, un paraje ideal para establecerse en aquellos inseguros años.

La aldea de Monasteruelo se situaba en la zona central de la fotografía, allí donde la vegetación lo ha invadido todo; en el semicírculo central, la antigua ubicación de la iglesia

La primera mención documental de Monasteruelo aparece consignada en la archi conocida relación de préstamos del obispado burgalés en la época de Don Aparicio (1250), bajo la denominación de Monestiruello, con un préstamo de 8 maravedíes, el más bajo de los pueblos del entorno, lo que nos da idea del limitado tamaño del lugar ya en aquellos tiempos.

La segunda mención la encontramos en el Libro Becerro de las Behetrías (1352), dónde Monasteyruelo viene recogido en el epígrafe 28 de la Merindad de Castrojeriz. Es lugar de behetría, al igual que casi la totalidad de pueblos del entorno, siendo su señor principal Lope Díaz de Rojas.

En 1309 aparece nombrado un natural de este pueblo (Ruy Pérez de Monasteruelo) dentro del listado de cristianos traídos de otras tierras para que repoblaran la villa de Uclés (Cuenca), que había sido reconquistada en 1157. (1)

Ruinas de Monasteruelo, completamente cubiertas de vegetación

Monasteruelo quedó despoblado a finales del siglo XVI, reinando Felipe III (1598-1621), ya que el lugar aparece en el censo de población de 1587 (2 vecinos) y, sin embargo, no lo hace en el de 1591.

Tras su despoblamiento, los pueblos vecinos de Ros y Huérmeces iniciaron una larga disputa, denominada Pleito de Monasteruelo, por hacerse con las  tierras y manantiales del lugar. El pleito duró 34 años, desde 1636 hasta 1670 (ver post en este mismo blog: El Pleito de Monasteruelo).

Monasteruelo: antigua ubicación de la iglesia, restos de piedras rodeados de una tierra de labor
El criterio para la adjudicación de los terrenos de Monasteruelo a uno de estos dos pueblos se modificó en varias ocasiones. Primero se estableció que sería para el que se encontrara a la distancia más corta del despoblado: Huérmeces, situado a poco más de 3 km, uno menos que desde Ros. Después se concluyó que Monasteruelo sería para el pueblo que tuviera algún vecino propietario de alguna casa en pie en el lugar, lo que originó episodios sucesivos y cuasi cómicos de levantamiento y derribo de paredes y techumbres por parte de unos y otros.

Parece ser que la Iglesia, desde siempre más poderosa en Huérmeces que en Ros, también realizó alguna maniobra para que el pleito se resolviera a favor del primero de los pueblos. De hecho, las dos campanas de la torre de la iglesia de Monasteruelo acabaron en la de Huérmeces. (2)

Manantial de Monasteruelo
Por fin, tras 34 años de pleito, se estableció como criterio definitivo el de la dirección de las aguas que discurrían por el despoblado. Las aguas del arroyo de Monasteruelo discurren valle abajo, ineludiblemente hacia el sur, camino del río Urbel, en el que desemboca a escasa distancia de Ros. De este modo todo el valle de Monasteruelo acabó, sensatamente, por pertenecer a Ros. El municipio resultante se llamó Ros y Monasteruelo hasta el Censo de 1857, en que pasó a denominarse únicamente Ros.

Parece ser que hasta la guerra de la Independencia (1808-1814) vivió en el lugar un vecino de Ros, quedando el pueblo completamente arruinado por la francesada. Sigue siendo curioso que en el Diccionario de Madoz (1850), en la entrada correspondiente a Huérmeces, se considere aún a la iglesia del despoblado de Monasterio como aneja a la parroquia de San Juan Bautista de Huérmeces (3).

Fotografía de la espadaña de la iglesia de Monasteruelo
 (Demetrio Ortega Angulo, 1920) 
En los años treinta del siglo XX aún se encontraba en pie la descampanada espadaña de la iglesia, como lo atestiguan varias fotografías de la época.

En 1952, el Ayuntamiento de Ros procedió al derribo de la espadaña, para aprovechar sus buenas piedras en la construcción de las nuevas escuelas del pueblo.

Hoy resulta muy difícil ni siquiera adivinar restos de edificación alguna entre la maleza existente en el lugar. De la espléndida olmeda que ribeteaba todo el curso del arroyo de Monasteruelo ya no quedan más que esqueletos arbóreos, tras el paso de la letal grafiosis en los años ochenta del siglo XX.

Modernos caminos de concentración parcelaria llegan hoy a Monasteruelo, partiendo tanto desde Ros como desde Ruyales, Huérmeces y Los Tremellos.

Espadaña de Monasteruelo, hacia 1930;
 Fotografía: Familia Hidalgo-Fontaneda



NOTAS



(1)  “La Encomienda, el Priorato y la Villa de Uclés en la Edad Media, 1174-1310: formación de un Señorío de la Orden de Santiago”; Milagros Rivera Garretas, CSIC, Barcelona, 1985 (página 69)


(2)  De la misma manera, en el Archivo Diocesano de Burgos, la Parroquia de San Juan de Monasteruelo aparece como un anejo a la Parroquia de Huérmeces: Archivo Diocesano de Burgos: Archivo de la parroquia de Monasteruelo (Huérmeces), ES.9172.AP/1 [c] 01/01/1662


(3) “Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar” (1847-1850), Pascual Madoz



No hay comentarios:

Publicar un comentario