sábado, 7 de septiembre de 2019

Santos Ubierna García, un farol en Vietnam (1942-1955)


Si el artículo dedicado a Huérmeces en la Wikipedia (1) se encontrara mínimamente completado y actualizado, en el epígrafe titulado "Personas ilustres" aparecerían los nombres de, al menos, seis paisanos. Personas que, bien por méritos específicos, bien por verse absorbidas por penosos acontecimientos históricos, acabaron por plasmar sus nombres en numerosos documentos escritos. Una primera lista de faroles ilustres podría ser, pues, la siguiente:

1. Juan de Guermeces: abad de Cardeña (1370-1419); parece ser que pertenecía a la familia de los Zorrilla; se desconoce el año de nacimiento.

2. Pedro Fernández Zorrilla (Huérmeces, c. 1577 - Estella, 1637): obispo de Mondoñedo (1616-1618), Badajoz (1618-1627) y Pamplona (1627-1637).

3. Ángel Ortega Pérez (Huérmeces, 1871 - Sevilla, 1933): franciscano, persona de vasta cultura, prolífico escritor (historiador, poeta) que incluso confeccionó varios artículos del diccionario Espasa-Calpe. Historiador especializado de los llamados lugares colombinos (La Rábida y alrededores).

4. Aurelio Ubierna Luis (Huérmeces, 1894): jesuita, escritor, poeta y misionero en China. Hermano del recordado señor Heliodoro.

5. Santos Ubierna García (Huérmeces, 1907 - Saigón, 1955): dominico, misionero en Tonkín (Vietnam del Norte), obispo vicario apostólico de Thai Binh (1942-1955).

6. Silvano Villanueva González (Huérmeces, 1916 - Carabanchel, 1936): carmelita, asesinado durante las primeras semanas de la guerra civil. Beatificado en 2013. 

Dos obispos, un abad, dos curas literatos y un beato. Dado el cuasi monopolio cultural ejercido o asumido por la Iglesia en tiempos pasados,  no puede sorprender el hecho de que esos seis faroles célebres sean miembros de diversas congregaciones religiosas, y que su fama haya sido consecuencia de cargos ocupados, escritos realizados y hechos soportados por esa misma condición religiosa.

Si bien podría decirse que fue el obispo Fernández Zorrilla el farol que más alto llegó (recordemos lo mucho que mandaba un obispo en el siglo XVII), también podría asegurarse que fue el obispo Santos Ubierna el que más lejos lo hizo: a Tonkín (en la entonces denominada Indochina Francesa, luego Vietnam del Norte, hoy Vietnam a secas), a nada menos que 10.000 km al SE de su pueblo natal.

Santos Ubierna García (Huérmeces, 1907 - Saigón, 1955)

Santos Ubierna García nació en Huérmeces el 11 de enero de 1907. Era hijo de una humilde pareja de labradores: Esteban Ubierna González (Huérmeces, 1864) y María de los Santos García Villalvilla (Huérmeces, 1867); el matrimonio Ubierna García trajo al mundo otros cinco hijos: Leandra (1892), José (1896), Jesús (1898), Saturnino (1901) y Josefa (1903).

Probablemente, Santos ingresó muy joven en la escuela que los dominicos regentaban en Caleruega (Burgos). Su biografía dice que, a los doce años, ya estudiaba en la Escuela Apostólica de los dominicos en Santa María de la Mejorada (Olmedo). Posteriormente pasó a la de Santo Tomás de Ávila, tomando el hábito de dominico el 1 de agosto de 1923, a la edad de 16 años.

En 1928 marchó a América del Norte, al objeto de realizar estudios mayores de Sagrada Teología, Biblia y Cánones; posteriormente, dadas su capacidad y entusiasmo por las misiones, fue enviado a Canadá, para perfeccionar el conocimiento de las lenguas inglesa y francesa, ambas fundamentales para un futuro misionero; allí terminó sus estudios con gran brillantez, adquiriendo el doctorado de la Orden. Fue ordenado sacerdote en 1930.


Dos años después, entusiasmado con su futuro misionero, Santos fue enviado a la célebre Misión del Tonkín (2). Ya hemos dicho que son 10.000 los kilómetros que separan España de Hanói. Para alcanzar aquellas lejanas tierras del sureste asiático, hoy serían necesarias unas doce horas y media de vuelo directo (si lo hubiera) entre Madrid y Hanói. Hace noventa años, en la década de los 30 del siglo XX, el trayecto -nada rectilíneo- ocuparía varias semanas de larguísimo y penoso viaje en barco, a través del Mediterráneo y el Canal de Suez.

Catedral de Giao Phong, provincia de Nam Dinh
El primer destino de Santos en tierras de Indochina fue el de profesor en el seminario regional de San Alberto Nam Dinh, situado en la provincia homónima, en el delta del Río Rojo.


Delta del río Rojo: campos de arroz en la provincia de Ninh Binh, al SW de Thai Binh 
En dicho seminario se encontraba, ya como vicerrector, explicando Filosofía y Teología a sus alumnos y gestionando la biblioteca, cuando en septiembre de 1942 recibió su nombramiento como obispo vicario apostólico de Thái-Binh, (3) sucediendo al anterior obispo, el también dominico burgalés Juan Casado. (4)



El lema elegido por el obispo Santos Ubierna fue: Immolor Supra Sacrificium (ofrecido en el sacrificio), el cual nos da una idea del alto nivel de autoexigencia que se había marcado el de Huérmeces. 

Su mandato duró doce años y medio, tiempo durante el cual el país permaneció en un permanente estado de guerra: primero la invasión japonesa, luego la independencia de la metrópoli francesa y más tarde las guerrillas comunistas de Ho Chi Minh. (5)



En 1949, el obispo realizó una breve visita a España. En el curso de la misma, se aprovechó la ocasión para que Santos Ubierna administrara el sacramento de la confirmación a un grupo de niños de Huérmeces y alrededores. Es de suponer que ese grupo de chavales, de edades entonces comprendidas entre los ocho y los doce años, estará hoy en día muy orgulloso de que fuera la exótica figura encarnada por un obispo del Tonkín la que les impusiera las manos, hace ya la friolera de 70 años. Seguro que muy pocos cristianos occidentales pueden presumir de algo semejante.

Gran parte de los chavales de esta foto recibieron la confirmación de manos del obispo del Tonkín, Santos Ubierna

En agosto de 1954, las tropas francesas abandonaron la zona norte, dejándola a merced de la guerrilla comunista de Ho Chi Minh, y ocasionando la huida hacia el sur de unos 80.000 fieles de Thai Binh, casi la mitad de la población católica de la diócesis. Por aquellas fechas, existían en Thai Binh unos 30 sacerdotes dominicanos, 64 sacerdotes diocesanos, 63 parroquias y unos 160.000 católicos.


Retrato "vietnamizado" del obispo Santos Ubierna: ojos rasgados, perfiles más suaves

Tras pasar un tiempo en el sur del país, acompañando y consolando a los diocesanos huidos, el obispo Santos Ubierna decide realizar una corta visita a España. (6) A su vuelta a Saigón, se preparó para viajar inmediatamente a la zona norte, pero la muerte le sorprendió en la capital del sur el día 15 de abril de 1955, a la edad de 48 años.(7)

Fue enterrado en el cementerio de la iglesia parroquial Martino Ho Nai, en la diócesis de Xuan Loc, a unos 20 km al este de Saigón, muy lejos de su querida diócesis norteña de Thai Binh.

RETORNO A LA DIÓCESIS DE THAI BINH (2018):


Catedral de Thai Binh
Lejana y ya casi olvidada la guerra de Vietnam, las autoridades diocesanas de Thai Binh comenzaron a realizar gestiones para traer a su tierra los restos de su querido obispo Santos Ubierna.

Exhumación de los restos del obispo Santos Ubierna, Martino Ho Nai

Por fin, el 31 de octubre de 2018, se procedió a la exhumación de los restos del obispo, para su traslado desde el cementerio del santuario de Martino a Thai Binh. (8)



El epitafio de la tumba del obispo Santos Ubierna en el cementerio del santuario de Martino rezaba así:


DÚC CHA
SANTOS UBIERNA NINH, O.P.
GIÁM MUC GIAO PHAN THÁI BINH
SINH NGAY: 01.11.1907
TAI: TAY BAN NHA
QUA DOI: 15.04.1955
TAI: SAI GÓN

Gracias a la anterior leyenda, sabemos cómo se dice España en vietnamita: Tay Ban Nha. Y obispo: Dúc Cha

El 2 de noviembre de 2018, los restos del obispo fueron solemnemente recibidos en la catedral de Thai Binh, en una ceremonia a la que asistieron el obispo titular, Pierre Nguyen Van De, y numerosos diocesanos.



Por fin, nada menos que 63 años después de su muerte, los restos del obispo nacido en Huérmeces, reposaban en la que Santos Ubierna acabó por considerar su tierra.











NOTAS:

(1) En el artículo "Huérmeces" de la Wikipedia solo aparecen como personajes ilustres Ángel Ortega y Silvano Villanueva. El obispo Zorrilla aparece en un artículo aparte.

(2) Tonkín era uno de los cinco territorios que conformaban la entonces denominada "Indochina Francesa". Después de la independencia, formó parte de la porción comunista del país, Vietnam del Norte. La hoy provincia de Thai Binh se encuentra situada a unos 50 km al SE de Hanói, en el delta del Río Rojo, ocupando una superficie de unos 1500 km2 (algo más que el Condado de Treviño), y una población de unos 2 millones de habitantes (unas 1500 veces más que la del Condado). La capital provincial homónima tiene una población de 270.000 habitantes. El clima es de tipo monzónico, con precipitaciones abundantes entre los meses de junio y octubre.


(3) ABC, jueves 2 de julio de 1942: "El nuevo obispo de Tonkín es un padre dominico español".

"Ha sido nombrado por la Santa Sede obispo-vicario apostólico de Thai-Binh (Tonkín) el reverendo padre fray Santos Ubierna García, natural de Huérmeces (Burgos)."


Juan Casado, primer obispo de Thai Binh (1936-1941) 
(4) Juan Casado (Fuentecén, 1886 - Thai Binh, 1941): este dominico burgalés fue el primer obispo vicario apostólico de Thai Binh (1936-1941). El Ayuntamiento de Fuentecén dedicó a su memoria la calle en la que se enclavaba la casa en que nació.

(5) ABC, sábado 13 de julio de 1946: "Las misiones españolas de Indochina, en peligro"

"...el censo de católicos en Tonkín rebasa las 120.000 almas. Tonkín está dividido eclesiásticamente en nueve vicariatos apostólicos, tres de los cuales están encomendados a los dominicos españoles. Estos se establecieron en 1776 ... Ya el Papa Pío IX afirmó en una encíclica que la más gloriosa de las Misiones era la de Tonkín. A pesar de las innumerables persecuciones sufridas desde su fundación hasta el presente, continúa siendo una misión modelo ... El vicario apostólico de Tonkín es el padre Santos Ubierna, español nacido en Burgos."

(6) Parece ser que el obispo Santos Ubierna había manifestado en alguna ocasión su deseo de abandonar definitivamente Vietnam y retornar a España, aunque la rápida vuelta al Tonkín tras su viaje a España de 1955 parece contradecir ese supuesto. Por otra parte, no hemos sido capaces de encontrar testimonio alguno de este último viaje a España, hito que únicamente aparece reseñado en la pequeña biografía del obispo que, en lengua vietnamita, aparece en internet.

(7) Según Emiliano Nebreda, el obispo Santos Ubierna "murió fusilado, martirizado en Vietnam y beatificado por Juan Pablo II" ["Amo a mi pueblo", Burgos (2016), tomo I, página 618]. Ignoro las fuentes consultadas por el autor, pero no he encontrado referencia alguna a la supuesta muerte violenta de Santos Ubierna ni a su posterior beatificación; nada se dice al respecto ni en los documentos escritos en castellano ni en las páginas consultadas en internet, escritas en lengua vietnamita. 


Hoy en día, el único recuerdo tangible del obispo en su patria chica consiste en una fotografía, humildemente enmarcada, y expuesta en la columna de la pila de agua  bendita, justo encima del "cepillo" parroquial, a la entrada de la iglesia parroquial de San Juan Bautista. La leyenda de la fotografía reza así:


+Monsr. Santos Ubierna García, O.P. Obispo
Ortus: Huérmeces (1-XI-1907)
Obitus: Vietnam (1955)
IN MEMORIAM


(8) El traslado de los restos de Santos Ubierna desde el santuario de Martino hasta Thai Binh, a primeros de noviembre de 2018, fue ampliamente recogido por los medios informativos católicos digitales de Vietnam:

El obispo Santos Ubierna regresa a Thai Binh

Traslado del difunto obispo Santos Ubierna

Imágenes de la misa y recepción de los restos del obispo Santos Ubierna


Actual logotipo de la diócesis de Thai Binh (Vietnam)


También existen en YouTube varios videos con un resumen de la ceremonia de recepción. En el audio, las únicas palabras entendibles resultan ser, lógicamente, Santos y Ubielna; de todos es conocida la dificultad asiática en la pronunciación de la ruda "r" castellana.

En los textos que aparecen en internet, mejora algo la comprensión, ya que alcanzamos a entender varias palabras más (nombres propios, todos), entre las que destacan tres: Santos, Ubierna y Huérmeces. Más que suficiente para nuestro ego farol. Y si deseas profundizar, ahí tienes a Google translate, al que no se le resiste ni el vietnamita moderno, aunque los resultados sean a veces algo pintorescos.
  

AGRADECIMIENTOS:

A Rogelio García Ubierna (Huérmeces, 1939), uno de los muchachos que, en 1949, recibió la confirmación de manos del obispo del Tonkín -y tío suyo- Santos Ubierna García.