lunes, 8 de junio de 2015

Valdefrailes (Oriental y Occidental)



Contrariamente a lo que cabría esperar, el término Valdefrailes no es muy frecuente en la toponimia española. Tras una búsqueda no muy exhaustiva, el topónimo aparece en los siguientes lugares de la geografía nacional, casi todos concentrados en las provincias de Burgos y Palencia:


Población
Provincia
Tipo de paraje
Elciego
Alava
castillo, atalaya
Castil de Carrias
Burgos
vallejo
Padrones de Bureba
Burgos
vallejo
Revillarruz
Burgos
arroyo
Monroy
Cáceres
cerro
Magaz de Pisuerga
Palencia
término
Olmos de Ojeda
Palencia
vallejo
Quintanilla de Onsoña
Palencia
término
Revilla de Collazos
Palencia
vallejo
Castronuevo de Esgueva
Valladolid
término


El topónimo similar Valdefraile, en singular, también aparece disperso por varios lugares, sobre todo en la provincia de Cáceres:

Población
Provincia
Tipo de paraje
Burgos, Villímar
Burgos
término
Arroyomolinos
Cáceres
arroyo
Guijo de Coria
Cáceres
charca
Holguera
Cáceres
arroyo
Arenillas de Nuño Pérez
Palencia
vallejo


El Valdefraile de Villímar da nombre al paraje en el que se ubicaba el antiguo (siglo XV) monasterio franciscano de San Esteban de los Olmos, hoy residencia de las Franciscanas Misioneras de María.

Otro topónimo equivalente, Valdelosfrailes / Val de los frailes, figura en las siguientes localidades:

Población
Provincia
Tipo de paraje
Cubillas de Santa Marta
Valladolid
bodega
Alfajarín
Zaragoza
término
Perdiguera
Zaragoza
corral, vallejo

Val de los frailes es el nombre de una conocida bodega vallisoletana radicada en Cubillas de Santa Marta, productora de un vino con denominación de origen “Cigales”.

Cuando aparece el topónimo Valdefrailes o sus equivalentes Valdefraile/Valdelosfrailes, la tradición oral suele coincidir en asignar al lugar un pasado, más o menos lejano, en el que existió un “convento” o similar. El topónimo aparece, pues, al designar un paraje escondido o remoto, provisto de agua y alguna tierra de cultivo, idóneo para el establecimiento de una pequeña comunidad religiosa.

Aunque también puede significar la existencia de una antigua aldea, hoy desaparecida. Cuando no se recuerda su nombre, ni siquiera el de su santo patrón, la tradición oral dice que allí existió un "convento".

Por todo lo anterior, no deja de tener su gracia que en el término municipal de Huérmeces existan dos Valdefrailes, dos.



Apenas les separan cuatro kilómetros, por lo que para distinguirlos podríamos llamarlos Valdefrailes Oriental y Valdefrailes Occidental. Pero para no liarnos del todo, aclaremos que uno se encuentra en el término de Ruyales del Páramo (el Occidental) y otro en el de Huérmeces (el Oriental), como si de dos repúblicas islámicas violentamente separadas se tratara.

Ambos cumplen con la premisa de ser parajes apartados, escondidos, con agua y tierras en el entorno, idóneos para el supuesto establecimiento ancestral de una comunidad religiosa o de un despoblado.



Valdefrailes Occidental (Ruyales del Páramo)

Este recóndito paraje se encuentra muy cerca del límite con Espinosilla de San Bartolomé. Se trata de un pequeño vallejo originado, siguiendo un eje norte-sur, por un arroyo homónimo que nace en las inmediaciones de La Peña El Gato y se abastece, sobre todo, del manantial de San Benito.


El arroyo de Valdefrailes poco después del manantial de San Benito; a la izda. una de las cinco parcelas con pinos de repoblación que existen en Ruyales

Al abandonar el vallejo, sus aguas estacionales se unen a las de los arroyos de Honquijosa, del Chopillo y de Las Ñavas, que  forman la cabecera del río de San Pedro que, tras pasar por Espinosilla y Borcos, desagua en el Hormazuela.

Vista desde el sur: el pinar de Valdefrailes ahora a la derecha; a la izquiera, la Peña El Gato

En la parte alta del vallejo existe un pinar de repoblación de unas 8 hectáreas, y varias tierras de cultivo, a ambos lados del arroyo, que ocupan poco más de 7 hectáreas.



Los cultivos desaparecen en cuanto el arroyo horada la formación rocosa que dibuja la zona media y baja del vallejo. Domina entonces un herbazal apto para el pastoreo y que suele retener bastante humedad en época de lluvias.



En la parte final del pequeño desfiladero se aprecia incluso algún pequeño salto de agua. En cuanto abandona el terreno rocoso, el arroyo se ve rodeado de nuevo por varias tierras de cultivo.

El arroyo de Valdefrailes, ya unido al de Honquijosa, aún lleva agua en estas fechas, en un año de primavera seca

No hay camino ni senda que recorra el vallejo ni total ni parcialmente. Unicamente puede accederse a él a través de los caminos que llevan a las parcelas de cultivo situadas en su cabecera Norte o en su confluencia con el arroyo de Honquijosa (Sur). 

Arroyo de El Chopillo, entrando en el término de Espinosilla

Pequeño desfiladero formado por el río de San Pedro, poco antes de unirse a los arroyos de Honquijosa y Valdefrailes

En la parte baja de Valdefrailes: frailes no vi, únicamente un corzo



Valdefrailes Oriental (Huérmeces)

Mucho más extenso que su hermano occidental, el Valdefrailes de Huérmeces ocupa unas 35 hectáreas, y prácticamente se encuentra cultivado en su totalidad.

Valdefrailes desde el acceso por el sur (Cotillos)
Sus tierras son arenosas, drenadas por un arroyo estacional que en época de lluvias puede llevar un caudal sorprendente. Este arroyo, que discurre en un sentido NW-SE, desagua en el río Urbel a través del empinado, retorcido y rocoso vallejo de Valdegabas, antes de alcanzar el paraje de Fuente La Hoz.



Ladera de San Vicente


En la parte baja de Valdefrailes crece una chopera,  mientras que en la zona alta (El Calero) un denso monte de encina domina el paraje.

Ladera de San Vicente

Chopera de Valdefrailes; detrás, San Vicente y la meseta en la que se encuentra el castro prerromano

El Calero, en la parte alta de Valdefrailes, es la salida del vallejo por el norte, camino de San Vicente y Valdetope
 
Valdefrailes se encuentra protegido de los fríos vientos del norte por las alturas de San Vicente, y de los cálidos del sur por el macizo rocoso de El Alto La Cruz.

Macizo calizo del Alto La Cruz

San Vicente, antenas en la antigua base militar

En las alturas de San Vicente, destacan una clausurada base militar rodeada de monte de encina y un castro prerromano en una meseta con dos corrales y una buena zona de pastos.

Valdefrailes es atravesado en su mitad norte por el sendero "Cuevas de Valdegoba"

El sendero abandona Valdefrailes por El Calero y se dirige hacia Valdetope, rodeando San Vicente

El vallejo es recorrido en su totalidad por un camino que comunica el puente Miguel con Escaladilla y Cotillos, terminando en El Calero y la carretera de acceso a la base militar.

Valdefrailes también forma parte del recorrido circular sendero “Cuevas de Valdegoba” (PRC-BU 57) que, en unos 11 km, parte de Huérmeces y continúa por El Alto La Cruz, Novilla, Valdefrailes, El Calero, San Vicente, Valdetope, Los Praos de Vega, Valdegoba, Fuenteplumares, La Lastra, Isilla, Mulimayor, El Arenal, Puente Miguel y retorno a Huérmeces.

Huérmeces, en el que antaño siempre tuvieron importancia y poder la Iglesia y los curas, puede presumir de que en su término municipal existen dos de los poco más de una veintena de lugares que en toda España llevan por nombre Valdefrailes

Buitres en el Alto La Cruz, antes del paso de un ciclista

Los mismos buitres, durante el paso del ciclista


El Valdefrailes de Huérmeces desde el Norte, en la parte alta de El Calero













No hay comentarios:

Publicar un comentario